Consejos para comprar un coche de segunda mano

El mercado de coche de segunda mano es muy diferente al de automóviles nuevos, debido a que es un sector donde se pueden encontrar autos que tarde o temprano se podrían convertir en nuestra perdición. Incluso tienes la posibilidad de salir beneficiado hallando un vehículo a un precio módico y en buen estado.

Pero, esto depende de seguir una serie de pasos para que no nos estafen al momento de comprar un coche de segunda mano. Por ello. Aquí te amostramos algunos consejos que deberíamos seguir:

¿Comprar a un particular?

Con la aparición y el auge de Internet se ha presentado una revolución en torno a la compra y venta de coches de segunda mano entre particulares. Los carteles en las ventanillas de los coches con poca información acerca del vehículo quedaron para el olvido. Cada vez son más los interesados que incurren en el mundo digital para vender su automóvil o para comprar uno a un precio que se ajuste a sus necesidades. Pero es obvio que comprando a un particular el coste es inferior al que puedes encontrar en un concesionario especializado.

Sin embargo, optar por comprar a un particular o en un establecimiento, supone una serie de ventajas e inconvenientes que se deben evaluar previamente como:el estado del vehículo, tanto en su parte exterior e interior, el modo de pago puede ser otra dificultad, entre otros aspectos.

La compra en un concesionario

Si realmente deseamos apostar a la seguridad de no arrepentirnos de nuestra compra, lo recomendable es dirigirse a un concesionario y adquirir nuestro coche de segunda mano en estos recintos de ventas de autos especializados, ya que ofrecen muchas más ventajas que comprarlo a un particular.

Las mejores opciones a la hora de conseguir un coche de segunda mano

¿Por qué? Cualquier concesionario está en la obligación legal de ofrecer un año de garantía en todos los vehículos que oferta. También brindan una información detallada del historial del coche, por lo cual, sabras si su propietario anterior efectuó de manera correcta el mantenimiento del coche (a través del libro de mantenimiento o facturas), así como también que no se haya trucado su kilometraje.

Otro aspecto favorable es que tendrás la oportunidad de elegir entre una mayor variedad de coches de segunda mano dentro del margen de nuestro presupuesto, debido a que cuentan con una extensa gama en relación a los precios y diferentes modelos de coches, así como la posibilidad de hallar condiciones de financiación más flexibles.

No puedes ignorar estos aspectos

Independientemente de la opción que hayas escogido no puedes pasar por alto hacerle un chequeo al coche antes de comprarlo. Por ello, debes estar atento a:

  • Su aspecto exterior: es ideal hacer una revisión visual en todos los aspectos de la carrocería del vehículo. En busca de cualquier defecto que nos indique si el coche ha sufrido algún percance.

  • Su aspecto interior: el desgaste de algunas partes (volantes, pedales, asientos, etcétera) nos brindarán pistas del tipo del uso del coche.

  • Los sistemas de iluminación y eléctricos: al detectar alguna irregularidad en este aspecto, lo mejor es dudar de la credibilidad del establecimiento la persona.

  • Los Neumáticos: comprueba el estado de los neumáticos del coche de segunda mano, en caso de presentar mucho desgaste, puede ser un motivo para negociar precio con el vendedor.

  • Aspecto del motor: incluso si no sabes de mecánica, levanta siempre el capó del coche y contempla el nivel de limpieza del motor.

  • Prueba de conducción: Este último paso es indispensable, siempre que compres un coche de segunda mano debes haberlo conducido antes, incluso si es nuevo. No lo compres sin haberlo probado previamente.


Otros post de Ibancar