Cómo funciona el sistema de arranque en los coches automaticos

La adquisición de un coche supone desembolsar gran cantidad de dinero, lo que obliga, en muchas ocasiones, a solicitar lo que algunas entidades denominan crédito coche para poder pagarlo. La aprobación de un crédito puede ser un proceso lento y engorroso o rápido y fácil, en el que se puede conseguir el dinero en 48 horas y en el que puedes hipotecar tu coche antiguo para avalar el pago del mismo.

Tras estos trámites, se nos plantean dudas a la hora de elegir, como la marca o el modelo. Una de las grandes cuestiones, una vez que conocemos el modelo que vamos a comprar, es: ?cambio manual o automático?.

Ambos tienen sus ventajas y desventajas, como la comodidad en la conducción, fiabilidad, consumo, precio de mantenimiento y reparaciones, etc.

Diferencias en la forma de arrancar el coche.

Hoy nos vamos a centrar en el sistema de arranque de los coches automáticos y su funcionamiento.

La forma de arrancar un vehículo con cambio manual, puede realizarse de distintas maneras y variables:

-Arrancar con la palanca de cambio en punto muerto y freno de mano activado, con palanca en punto muerto y freno de servicio pisado, con o sin freno de mano activado, embrague y freno de servicio pisados y con palanca en una velocidad, entre otras.

Cómo funciona el sistema de arranque en los coches automaticos

En los coches automáticos, el arranque es totalmente diferente. Hay que colocar la palanca en la posición P (Parking), pisar pedal de freno y activar el motor de arranque.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, se ha implantado en ambos tipos de vehículos el sistema Start/Stop, que consiste en un sistema que para y arranca el motor de manera automática cuando se cumplen determinadas circunstancias y que tiene como misión el ahorro de combustible, que según estudios realizados puede ser de un 5 % a un 8 %.

¿Cómo funciona el sistema Start/Stop en los vehículos automáticos?

En los vehículos automáticos, la función Start/Stop funciona de forma muy sencilla. Solo se tiene que pisar el pedal de freno y cuando el coche se para totalmente, se apaga el motor de manera automática. Para arrancar de nuevo solo hay que levantar el pie del pedal de freno o girar el volante en algunos modelos.

Para que este sistema funcione es necesario un motor de arranque y alternador más robustos y duraderos, una batería resistente y potente, con sensores que desactivan el sistema en caso de no tener la suficiente carga, software de regulación, sensor en el cigüeñal y sensor para el pedal de freno.

Condiciones necesarias para su correcto funcionamiento.

El sistema no se activará si el motor se encuentra frío (entre 20º C y 50º C), si el motor no gira a revoluciones de ralentí, el filtro de gases del depósito de combustible está saturado, temperatura exterior muy baja (< 3º C) o muy alta (> 55º C), batería con carga inferior a la necesaria, sistema de climatización al máximo o baja presión en servofreno o dirección asistida.

En algunos modelos con cambio automático el sistema nos advertirá si abrimos la puerta o desabrochamos el cinturón de seguridad antes de apagar el motor.



Referencias:


Otros post de Ibancar