Consejos para ahorrar en el Black Friday

Cómo ahorrar en el Black Friday

El Black Friday se presenta como una oportunidad perfecta para ahorrar dinero en muchos productos, pero también representa un momento en el que tenemos que contar con una planificación para evitar gastarnos más de lo necesario. ¿Ya tienes pensadas tus compras en esta fecha? Pues te contamos cómo adelantarte y que tu tarjeta no eche humo.

Haz una lista para planificar tus compras

Como decimos, lo primero y más importante para ahorrar en el Black Friday es saber exactamente qué productos nos interesan. Si empezamos a ver ofertas de cientos de productos, es posible que terminemos comprando artículos que no necesitábamos. Lo mejor es adelantarse lo máximo posible. Haz una lista con todos los productos que necesitas y su precio original. De esta forma podrás comparar con las ofertas de todas las prácticas durante el Black Friday y ver si te interesa su nuevo precio.

Compara páginas y precios

El Black Friday se ha convertido en un gran acontecimiento al que se suman miles de tiendas. Por eso, siempre es recomendable tener como referencia varios comercios, e ir viendo los productos que nos interesan con antelación. De esta forma, tanto los días previos como posteriores a la fecha, podremos ver si nos interesan los descuentos o no. Así, ahorraremos bastante más que si decidimos centrarnos en una única página y en sus ofertas. Recuerda que hay algunas tiendas que inflan el precio en los días previos para que parezca una ganga durante el Black Friday y el Ciber Monday (en caso de que sea electrónica). Puedes utilizar páginas como Idealo para ver las mejores ofertas según el producto que quieras o CamelCamelCamel para crear alertas de precio.

Comprueba que el producto no es un derivado

Existen muchos fabricantes que cuentan con otras estrategias para generar más ventas durante el Black Friday. Si, por ejemplo, vas a comprar una televisión y resulta ser una auténtica ganga, asegúrate de que cuenta con todas las características que debería tener el producto. Por lo general, algunas marcas crean productos nuevos para la ocasión eliminando algunos aspectos como, en el caso de la televisión, un conector HDMI o cambia el tipo de material. Así, se ahorran ciertos costes y pueden permitirse bajar bastante el precio. Comprueba todas las especificaciones varias veces para evitar comprar este tipo de productos.

 

Suscríbete a newsletters y sigue las redes

Encontrar cupones descuento de ciertas tiendas puede ayudarte con las compras del Black Friday. Por eso, te recomendamos suscribirte a las newsletters de los principales sitios que tengan los productos de tu lista e intenta seguirles en redes sociales. Así, podrás estar al tanto de todas las ofertas y novedades, y ahorrar en el famoso Viernes Negro.

 

¡Y lo más importante de todo! Si de verdad no necesitas realizar ninguna compra, no lo hagas. Muchas veces compramos motivados por las ofertas, en vez de por las necesidades. Por eso, la mejor forma de ahorrar en el Black Friday es evitar productos que no necesitemos.