15 Consejos para pasar la ITV con Sobresaliente

Como ya sabemos todos, en este país, la ITV (inspección técnica de vehículos) es un proceso obligatorio para toda persona que tenga un medio de transporte, sea el que sea: coche, moto, etc. Desde luego, es un reto pasar la ITV con sobresaliente.

Para ser honestos, todos los que poseemos un vehículo o cualquier otro medio de transporte circulando, deberíamos pasar con sobresaliente la ITV, porque esta inspección de nuestro vehículo, es indispensable para certificar que está en las condiciones adecuadas para transitar con seguridad.Y es que nadie puede negar que un coche en malas condiciones, es muy peligroso, no solo para quien lo conduce, sino también, para quienes están en su entorno.

¿Cada cuánto tiempo tengo que pasar la ITV?

La regularidad con la que tendrás que hacer este tipo de verificación, va a depender de la antigüedad de tu automóvil. Si tienes un coche que tiene de 4 a 10 años de antigüedad, deberá recibir la verificación cada dos años, si tiene más de 10 años, entonces, tendrá que hacerse cada año.

Si tu coche tiene una antigüedad menor a los 4 años, entonces estará exento de ella.

Ahora bien, la inspección como ya mencionamos, lo que hace es verificar que el automóvil o cualquier otro vehículo, esté funcionando dentro de los estándares, garantizando así, que haya una mayor seguridad a nivel vial, pero también, con la inspección se aseguran de no dañar el medio ambiente.

15 consejos para pasar la ITV con sobresaliente

La ITV, es una de las razones más importantes, por las que tienes que mantener tu vehículo en perfectas condiciones o bueno, digamos que en las mejores condiciones posibles. Y para lograrlo, lo más recomendable, es visitar al mecánico antes siquiera de pensar acudir a una cita en el ITV.

Si vas al mecánico antes de la cita, podrás prever si hay algunos fallos y repararlos, ya que de lo contrario, no pasarás la ITV y de cualquier manera tendrás que hacer la visita al mecánico.

Pasar la ITV con sobresaliente, no tiene ninguna magia, es tan fácil como estar pendiente de arreglar o solucionar los pequeños problemas que pueda tener tu coche antes de la verificación y listo.

15 Consejos para pasar la ITV

Así que, como hemos comentado en el artículo, queremos que conozcas esta lista de consejos para pasar la ITV con sobresaliente, ¿estás listo para conocerla?

  • Revisa el sistema eléctrico
    Verifica que todo el sistema eléctrico funcione perfectamente, las luces son indispensables, revisa que estén aptas para todo tipo de situaciones, las largas, las bajas, las antiniebla, las intermitentes, etc.

  • Prueba la suspensión del coche
    La suspensión es la encargada de estabilizar el vehículo cuando se transita por terrenos irregulares, ofreciendo seguridad al conductor. Revísala bien con tu mecánico previamente.

  • Sistema de frenos, no te olvides
    Asegúrate de que los frenos estén en perfectas condiciones, incluye también en la revisión, el freno de manos.

  • ¿Los neumáticos están bien?
    Las llantas o neumáticos, son también muy importantes, éstas deben tener un buen dibujo, asegurando con esto, que tengan un buen agarre cuando se frena.

  • Ojo al desgaste del cinturón de seguridad
    El cinturón de seguridad, lo usamos constantemente y esto puede provocar en ocasiones, que haya un desgaste o desajuste en el anclaje. Muchas veces estos problemas pueden pasar desapercibidos, pero para la ITV, será necesario que vayan en perfectas condiciones.

  • Revisa los niveles de cada líquido
    Es muy importante que se revise el nivel de los líquidos como: refrigerantes, líquido de transmisión, aceite, filtros, etc? para que se ajusten a los valores que tu modelo de coche precisa.

  • Comprueba tú mismo la dirección
    Es muy sencillo comprobar la dirección por ti mismo: cuando conduzcas, suelta el volante por un segundo, siempre que el terreno sea recto, si se desvía aunque sea mínimamente, será necesario llevarlo a revisar, es posible que le hagan una alineación. No olvides realizar esta prueba cuando consideres que la seguridad no peligra, si puede ser, fuera de circulación, por ejemplo, en un parking.

  • Elementos de Seguridad extras
    Elementos como los seguros de las puertas o el airbag son también revisados en la ITV. No los pierdas de vista, sobre todo si tu coche tiene extras eléctricos de última generación.

  • Revisa los parabrisas y las ventanas
    Deben estar sin grietas, especialmente los parabrisas, las ventanas deben estar también en buenas condiciones, que cierren y abran sin problema alguno.

  • Accesorios
    Los accesorios como limpiaparabrisas, deben estar también en buenas condiciones, también sus respectivas gomas, etc.

  • Ajusta los Retrovisores
    Los espejos retrovisores son importantes en la revisión, sobre todo el izquierdo. Asegúrate de que se pueden ajustar sin problema y de que el mecanismo de pliegue mecánico automático funciona bien.

  • Cuidado con la correa de distribución
    Como es un elemento interno del coche y no está a simple vista, debemos prestar especial atención aquí. Recuerda que dependiendo del modelo, incluso de la versión (año), tiene un tiempo de recambio diferente.

  • Motor
    Del mismo modo que la correa de distribución, el motor no es algo que se vea a simple vista. Sin embargo, es más fácil notar si hay anomalías en él si usas el coche regularmente. Preventivamente, es una buena idea llevarlo a revisar antes de tu cita.

  • Transmisión
    Revisa que la caja de cambios funcione correctamente, que entren bien todas las marchas y que el embrague no tiene nada raro (por ejemplo, su característico olor cuando se desgasta). Si tienes un coche automático, notarás menos estas anomalías, por lo que debes prestar especial atención

  • Nivel de ruido y CO2
    Recuerda que examinarán la contaminación acústica y atmosférica de tu coche en la inspección. Para realizar estas pruebas hay que exponer el coche a ciertas revoluciones, algo que no puedes hacer tú mismo, así que no te olvides de consultar el nivel de estas emisiones con tu mecánico de confianza.

El mantenimiento de un vehículo, además de ayudar a salir con sobresaliente del ITV, también es necesario en casos donde se requiera hacer un empeño de coche o bien pedir un préstamo por tu coche.

Ya que, al estar en buenas condiciones, tu vehículo se puede tasar a un mejor precio sin duda, lo que es favorable para la necesidad de ese momento.

En Ibancar, vas a contar con una diversidad de opciones y todas encaminadas a dar una solución a tu necesidad económica.
Y es que en Ibancar puedes usar tu coche como aval para un préstamo personal con Asnef o Rai.


Otros post de Ibancar