¿En qué consiste la financiación de un coche de segunda mano?

Cuando efectuamos la compra de un automóvil nuevo, el concesionario puede proporcionarnos las facilidades necesarias para poder obtenerlo y comprar el vehículo en plazos o cuotas que se ajustan de manera asequible a nuestro capital. Esto es una acción lógica, pues la casa de coches no desea que surja ningún tipo de impedimento con el cliente, por lo que busca la manera de hacer la adquisición más flexible y llevadera al futuro comprador, con todas las ventajas financieras que supone.

Pero, ¿qué sucede cuando el coche que queremos comprar es un coche de segunda mano y no disponemos del dinero suficiente? En esta circunstancia, no existe ningún concesionario que nos facilite la compra, sin embargo, el rol de conseguir el capital para comprarlo no implica que sea algo engorroso.



Ahora bien, para financiar la compra de un coche de segunda mano, es necesario recurrir a empresas de créditos que ofrezcan préstamos, al más bajos de los intereses posibles, o bien pensar en pedir un préstamo en 24 horas, en este último, el problema radica en que los intereses tienden a ser más altos, pero en muchas ocasiones no queda otra opción que pensar en acudir a estos servicios para obtener nuestro vehículo.

Ventajas de esta financiación

Si deseas obtener un coche de segunda mano y no cuentas con el dinero suficiente, lo primero que debes hacer, es comunicárselo al vendedor, y comentarle que vas a preguntar en tu entidad bancaria para evaluar cómo podrías llegar a un acuerdo.

Usa esta situación a tu favor, ¿cómo? puedes sacarle provecho regateando un poco el precio, es decir, si el coche de segunda mano tiene un valor de 6000 euros, es el momento propicio para que intentes reducir el precio comentándole al narrador que el banco solamente te proporciona una financiación tope de 5000 euros, o que te dan 3000 euros y solo dispones de 2000 euros, que obviamente saldrán de tu bolsillo.

Consejos de Ibancar para financiar tu coche de segunda mano

Es importante de que seas imaginativo, porque puedes ahorrar una cantidad considerable de dinero, que se traducirá en una beneficio para ti en caso de que se presente algún inconveniente a futuro.

Además, una de las características principales de la financiación de un coche de segunda mano es que los plazos mensuales tienden a ser asequibles para cualquier ciudadano, obviamente, cuando el crédito dispuesto no sea demasiado elevado. Incluso, en algunas empresas encargadas de ofrecer el servicio de créditos te brindan la facilidad de aplazar alguna cuota sin coste alguno, lo que denota que te puede ser favorable si en algún mes vas más apurado de dinero.


Otros post de Ibancar