Precauciones a tomar con los préstamos avalados por coche

Si te encuentras con impagos, la necesidad de conseguir dinero y la ausencia de crédito pueden ser las razones por las que decides empeñar tu coche. Por ello, muchas empresas ofrecen préstamos avalados con tu coche, incluso con la posibilidad de continuar usando el vehículo.

Existen varias modalidades para realizar estos préstamos por coche, y las dos más habituales son:

  • Efectuar la entrega de una cantidad de dinero avalada por nuestro vehículo.
  • Hacer un contrato de compra del coche con opción a recompra.

Sin embargo, y si ya tienes impagos, se deben tomar ciertas precauciones antes de firmar un acuerdo con estas empresas:

Leer el contrato

En las dos modalidades, se recomienda leer completamente el contrato y conocer el compromiso que se va a asumir, debido a que en bastantes ocasiones, luego de firmar el acuerdo no es posible que el cliente devuelva el dinero prestado y éste, pierde el coche por un valor menor que el real.

El primer paso que tienden a dar las empresas es tasar el coche, fundamentándose especialmente en las tablas de valoración que divulgan varias asociaciones de ventas de vehículos a motor. Sin embargo, también se calcula ese valor como un porcentaje del precio de adquisición que se va achicando a medida que incrementa la antigüedad del coche.

En ambos casos, los precios de los coches se fijan a la baja. La tasación suele reflejar realmente entre un 60% y un 80% del valor real del coche. Pero, para las compañías de préstamos por coche cualquier vehículo no es propicio para el negocio, ya que tiene que estar en buen estado, deben contar con toda la documentación pertinente e impuestos pagados y no se suele aceptar coches que tengan más de diez años.

Podrías estar vendiendo el coche

Si el cliente acepta la cantidad de dinero que se le ofrece, la empresa de préstamos por coche te presentará una gran cantidad de papeles para firmar e intentarán persuadirte de los beneficios de esta operación, pero hay que ser muy precavido porque podrías estar vendiendo tu coche sin tener conocimiento de ello o estar aceptando condiciones casi imposibles de cubrir para poder recuperar el automóvil.

Desde ibancar, te pedimos por favor y aconsejamos que revises bien lo que firmas.

Las empresas tienen ventaja

Durante el plazo acordado, existen compañías de préstamos por coche que se quedan con el coche en sus instalaciones. También hay otras que ofrecen al cliente seguir usándolo pero se tiene que pagar una cantidad en concepto de alquiler. Se debe tener mucho cuidado con este pacto, porque ese dinero indemnizado en concepto de alquiler de tu propio vehículo no se descuenta de la cantidad que se adeuda.

Además, la empresa a veces se queda con un juego de llaves del coche y la documentación del vehículo, por lo que al poner el vehículo como aval del préstamo, si llegado el plazo que caduca el préstamo, no se ha efectuado el pago de la cantidad prestada, la compañía retira el coche para hacer frente a la deuda.

En ibancar ofrecemos una forma totalmente distinta, incluso si tienes impagados sigues conduciendo tu coche y vas pagando una cuota en la que amortizas el préstamo desde el primer dia, así al final no te queda nada pendiente.


Otros post de Ibancar