Avalar el coche por dinero

Avalar un coche para un crédito es un proceso por el cual se respalda o garantiza la posibilidad de la circulación en él sin tener que dejarlo en algún depósito. El crédito inmediato ha sido reclamado por muchos por su rápida liquidez en situaciones económicas apretadas, pero cuidado con las cláusulas ocultas e intereses que se suelen poner de manera oculta en los contratos para aprovecharse de los clientes que recurren a esto.

Cómo es el proceso de aval un coche

Esta práctica de solicitar liquidez por un bien o producto es algo que se realiza desde la antigüedad, y en muchas ocasiones, salva a quienes recurren a estos de aprietos económicos. Pero los préstamos suelen tener condiciones que tienden a ser mucho más exigentes que los créditos tradicionales ofrecidos por los bancos. En dicho caso, tener la propiedad del coche como garantía es suficiente para que las entidades bancarias o las casas de empeño otorguen el dinero y lo reciban de vuelta sumando algunos intereses.

Hay que tener en cuenta que la práctica de avalar con coche no es algo aceptado por todas las empresas que se dedican al negocio del empeño o préstamo. Muchas optan por técnicas distintas para engañar a los clientes.

Existen ciertas empresas estafadoras que, en vez de realizar un préstamo o empeño, funcionan como compradoras de autos para ofrecer luego las posibilidades al vendedor de recomprar de nuevo el coche, algo que es muy diferente de el empeño y el préstamo. Esto da la autoridad a esta empresa a emplear el coche a conveniencia, usándolo como auto de alquiler para el mismo propietario. Esta práctica es una manera de engañar a los clientes con supuestos préstamos sin resguardo, una operación que se realiza para garantizar el uso del auto por el dueño durante el pago del empeño o préstamo.

Ahora bien, avalar con coche es un tema con muchas peculiaridades que los clientes deben conocer, y también tomarse el tiempo para leer y comprender las condiciones que esto implica para no caer en engaños. Al avalar con el coche, se garantiza a la empresa que quien solicite el préstamo lo pagará incluso mientras el sigue utilizando el auto. Es una operación destinada para quienes no pueden solicitar créditos personales u otros servicios de la banca tradicional por incumplimiento de algunos requisitos, como fuente de ingresos constante.


Otros post de Ibancar