Recomendaciones para el empeño de coches

El empeño de coches en muchos casos te permite tener una buena liquidez. Para eso El coche debe mantener ciertas condiciones necesarias para realizar las tasaciones correspondientes, luego, se ofrece hasta un 70% del valor del automóvil, al menos en la mayoría de las compañías que brindan este servicio. Siempre se dará una cantidad exacta para que se sepa cuál es el importe real del automóvil. Después de que la persona facilite los documentos pertinentes, como por ejemplo el carnet o licencia de conducir, debe de firmar un contrato, el cual debe ser claro y libre de letras pequeñas para que, junto a él, se te entregue el dinero por el empeño junto a cambio de la firma de trato. Se pueden dar pagos en efectivos, cheques o transferencias bancarias, dependiendo de la comodidad del cliente y la empresa.

Recomendaciones a la hora del empeño

El empeño de coches permite tener una cantidad de dinero necesaria en corto tiempo. El empeño es una manera fácil y sencilla de obtener este dinero extra que necesitamos por medio de tu coche, furgoneta, camioneta, moto, etc. La gran mayoría de las empresas permiten el uso del vehículo incluso después del trato para que el cliente lo use al modo que le parezca.

Este es un método al cual recurren personas con urgencias económicas y falta de liquidez. Recuerda que el tope suele ser el 70% del valor real del automóvil, pero en caso de no estar resguardado el coche, puede que el valor porcentual ofrecido por la empresa sea hasta un 60% o 50%.

Ya sea por un tema de ahorros insuficiente o la necesidad de un pago urgente, las personas recurren al empeño de coches como una salida fácil y rápida de dichas deudas. Hay dos formas de realizar el contrato del préstamo con garantía prendaria, puede ser o bien con transmisión de posesión o sin ella. Este punto fue al que nos referimos anteriormente. Al tratarse de una garantía con transmisión de posesión, el coche pasa a mano de la empresa donde permanecerá hasta finalizar el contrato; lo contrario sucede si no está esta transmisión, es decir, el vehículo puede seguir siendo usado por el dueño, como ocurre con Ibancar.

En caso de que el cliente mantenga el coche, el porcentaje del contrato de empeño disminuye, pero el interés aumentará, cosa que no ocurre en Ibancar, por supuesto esto es relativo a cada empresa. Entre los requisitos más comunes para el empeño de coches está el que no sean un vehículo de más de 10 años de antigüedad.


Otros post de Ibancar